domingo, 13 de enero de 2019

34 Los domingos, cavilar Violencias y mujeres Fernando Merodio 13-01-2019

34 Los domingos, cavilar

Violencias y mujeres

Fernando Merodio 

13-01-2019

Básico, afirmativo, "si vis pacem, para bellum", si quieres paz, prepara la guerra, aforismo romano que algunos sustituyen por el condicional "igitur qui desiderat pacem, praeparet bellum", quien desee la paz, deberá prepararse para la guerra, excusa para la violencia al servicio del poder; la violencia, fuerza ajena ejercida desde afuera, no siempre afecta a lo humano, por lo que no siempre es susceptible de valoración moral, salvo que la consideremos como acción contra la naturaleza y la analicemos al tiempo que al que la padece y a aquel que, a su voluntad, la ejerce. 

Tal voluntad es capacidad de buscar el bien universal, pleno, algo que, al ser deseo sometido a apetitos y pasiones, además de la inteligencia, obliga a analizar nuestros actos en el ámbito los afectos, las emociones,... en que se libra la esencial batalla diaria por la libertad, por la dignidad, cuya valoración es precisa para entender la difícil gestación de los actos humanos, en la que toma plena relevancia el fenómeno de la violencia, la passio violentiae, enraizada en la ambición, el sexo, el odio, la ira,..., lo egoísta, lo irascible, lo concupiscente,... que, o es bien encauzado o, como un río salvaje, nos anegará con las múltiples formas en que se manifiesta.

Dante, 1265-1321, guiado en su Commedia por Virgilio, transición del pensamiento teocéntrico medieval al antropocéntrico del Renacimiento, viaja al Infierno, atraviesa, de menos a más, la jerarquía del mal y tras la zona previa de los inútiles, los indecisos, los sin voluntad,..., explora sus nueve círculos, desde el limbo de los humanos de las épocas sin fe, anda desde el segundo al sexto entre los incontinentes, en especial los lujuriosos, los glotones, los avaros y despilfarradores, los coléricos y haraganes y los herejes, siendo el séptimo, atravesado por "el río de sangre en el que bullen / los que con violencia dañaron a otros", el de los que actuaron contra otros (criminales, tiranos, violadores,...), contra sí mismos (suicidas y derrochadores destructivos) o contra dios, la naturaleza, el arte,... (blasfemos, sodomitas, violentos contra el derecho humano al trabajo,...), los violentos, en el octavo estaban los pecadores maliciosos, mientras en el noveno, quienes usaban esa malicia abusando de la confianza de quienes se fiaron de ellos; vio gran maldad en el séptimo círculo, el de las múltiples formas de la violencia.

Definiré esa violencia que lleva al Infierno como acción deliberada para provocar -o intentarlo- daños físicos o de otro tipo a terceros, acción influida por circunstancias temporales, políticas, jurídicas, sociales, psicológicas, culturales,... que genera efectos negativos en quien lo sufre, su entorno, la sociedad,... con la relevancia cualitativa que expresa el hecho de que sea analizada desde teorías 1) biológicas, que la ven instinto animal o humano, 2) psicosociales, respuesta a un estímulo o deseo de destruir lo que no nos gusta porque se nos parece, 3) socio-dinámicas, reacción a desigualdad de poder, 4) estructurales, producto de la estructura social, el sistema,..., mientras que su importancia cuantitativa se muestra en que es calificada según varias taxonomías que, a tenor de los sujetos afectados, la consideran individual, grupal, de la sociedad o ejercida contra el estado o el sistema,... o, según su forma, la llaman física, gestual, verbal, simbólica, psicológica, sexual, ambiental,... o, en el específico ámbito familiar, distinguen la ejercida hacia los mayores, los cónyuges, los niños, las mujeres, los hombres, los discapacitados,...

En el medio en que hay violencia expresa social, familiar, laboral, económica,... hay el miedo que Freud definió como enajenación por problemas propios o agresión ajena, que afecta a todo tipo de personas, hombres, mujeres, nuños, jóvenes, ancianos,... y modifica sus conductas, lo que existe siempre que hay debilidad y poder, desigualdad, entre países, grupos, razas, hombres, mujeres, niños,...; violencia omnipresente. Con tal complejidad y volumen de formas, clases y daños generados, habiendo sido enseñado a, tras pensarlo, decir lo que pienso, digo que, en España un abusivo lobby con fuerza electoral, feminista acaso, con importantes intereses económicos, sociales, políticos,..., está desenfocando grave y peligrosamente un serio problema, el de la violencia hombre-mujer o mujer-hombre, y está causando daño, mucho daño.

Para Hegel el Derecho podía ser sólida base de avance hacia la igualdad, para Foucault coartada del más duro uso del garrote y Alain Badiou se preguntaba, ¿de qué humanidad pueden ser cimiento y superestructura el Derecho que elaboran y manipulan los poderosos, o las egoístas reglas del capital, o la usura que gestiona el mercado? Un ejemplo lacerante, tóxico para la convivencia de hombres y mujeres, dos mitades de la humanidad es que, sabido lo que es violencia, su omnipresencia, formas,..., nos sobrevuela una "zapaterada" ajena a socialismo y Derecho, la Ley Orgánica 1/2004, de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género, cuya Exposición de Motivos se inicia con las siguientes perlas, "la violencia de género (...) se manifiesta como el símbolo más brutal de la desigualdad existente en nuestra sociedad (...) se dirige sobre las mujeres por el hecho mismo de serlo, por ser consideradas, por sus agresores, carentes de los derechos mínimos de libertad, respeto y capacidad de decisión" -¿alguien se cree tales exabruptos?- y, en su desarrollo, priva al hombre del fundamental derecho a la presunción de inocencia y ve a todos, todos, todos... culpables por naturaleza; una ley buenista, injusta, retrógrada y represora porque sí, que crea más problemas que los que soluciona, culturalmente infumable, como casi todas,..., que desata el horror jurídico y fáctico de que, por el mero hecho de ser denunciado por una mujer con la que tiene -o ha tenido- relaciones, todo hombre sea -es protocolo- inmediatamente detenido, interrogado, llevado al calabozo, conducido esposado en un furgón ante el juez ad hoc, expulsado de su casa, limitado en el contacto con sus hijos, obligado a pagar una pensión,..., al menos hasta que -en un juicio muy condicionado- se vea si es verdad lo denunciado, todo ello con amparo en el -para mí- dudoso matiz leguleyo que distingue entre violencia machista y violencia de género, sin hacerlo en otros casos entre los diferentes.

Hay un problema cultural -y algunas cosas buenas- en la relación hombre-mujer, como lo hay también en la relación fuerte-débil, rico-pobre, patrón-asalariado, Estado-ciudadano, médico-paciente, juez-justiciable,... donde se manifieste, cada una con sus matices, alguna desigualdad, física, económica, política, social, cultural,...; la relación de pareja, como relación familiar, encubre violencia que a veces sale a la luz, más con la mujer como víctima, esa mujer que, por diversas razones, no aparece -casi nunca- en las estadísticas de muertes violentas en la construcción, la mina, la pesca, los altos hornos, los astilleros, las guerras,..., sin que el hombre, que yo sepa, se haya quejado nunca de tan fatal diferencia

Es sabido que en Dinamarca, Suecia, Finlandia, Francia, Reino Unido,..., donde, pese a ello, no han impuesto leyes de excepción, las mujeres que sufren violencia física o sexual oscilan entre el 52 y el 44% y en España son en torno al 22% y, por grande que sea nuestro fracaso al ser incapaces de resolver bien el problema, un Estado de Derecho no puede falsear el remedio con inseguridad jurídica y recortes populistas de libertad y derechos; repito con Giorgio Agamben que "la corrupción completa de las inteligencias asumió la forma hipócrita y buenista que hoy se llama progresismo", siendo "el principio en cuyo nombre se ha cumplido ese proceso, transigir (...), ceder en todo, conciliar todo con su contrario, la clase obrera con el capital, el medio ambiente con el desarrollo industrial, la libertad de expresión con los medios, la ciencia con la opinión, (...)"; no se pueden ocultar los problemas reales y someter ley y justicia a la irracional e irritante presión social y mediática.

Resumo con El Roto, siempre inteligente. Dos viñetas con un padre hablando a hijo/hija y en una, ante la pregunta, "Papi, ¿cómo es que puedo elegir si quiero ser niño o niña y no entre rica y pobre?", responde, "Es que eso es mucho más difícil", precisando fácil en la otra, "¿Déjate de matemáticas y todo eso y aprende a quejarte!".


domingo, 6 de enero de 2019

33 Los domingos, cavilar Arcera-Aroco: las distancias cortas Fernando Merodio 06-01-2019

Inauguración de la Casa Concejo/Escuela de Arcera-Aroco en 2012


33 Los domingos, cavilar

Arcera-Aroco: las distancias cortas 

Fernando Merodio 

06-01-2019

"Cogito ergo sum", "pienso luego existo", soy si pienso... Descartes (1596-1650) nos legó con el "Discurso del método para bien conducir la razón y buscar la verdad en las cosas" amor a la búsqueda libre, que él abría con un modesto "supongamos" y cerraba, dice Pardo, con la idea de que cada uno puede, a su modo, contar su historia con voz propia. Pensó, existió y nos legó método que, osadamente, traduzco a mi modo: 1) no aceptar como verdadero lo no evidente e indudable, 2) dividir las dificultades en partes, para solucionarlas, 3) iniciar el análisis por lo más sencillo e ir subiendo y 4) revisar todo para no errar en el orden ni en el contenido.

Daniel Innerarit, filósofo, advierte -y parece aceptar- en un artículo que habitamos un mundo -no líquido como dice Bauman- volátil, gaseoso, en que la distinción con el poder "se torna borrosa" pues, por ejemplo, "el mundo comunicativo y financiero se basa más sobre la información gaseosa que sobre la comprobación de los hechos", lo que dificulta hacerlo frente; transmite con ello pesimismo sin solución ya que, si bien analiza hechos, acaba en el diagnóstico de un mundo volátil, gaseoso, resbaloso frente al que no da pautas para hacerlo frente, ya que no a los grandes conceptos y problemas, sí al menos, en las distancias cortas, a las pequeñas cosas, lo próximo,..., como hacen, otro ejemplo, los Concejos.

La Constitución fija la autonomía y personalidad jurídica municipal y precisa al tiempo que “la Ley regulará las condiciones en las que proceda el régimen del Concejo Abierto”, democracia participativa que sustituye a la representativa, los vecinos, todos, decidiendo en el órgano clave, el Concejo, institución histórica de Derecho Público vinculada a lo común y en especial al territorio, que, como dice Raymond Carr en “España 1808-1939”, era “de propiedad comunal y (...) no solo ayudaba a los pobres sino que además ponía coto al hambre de tierras de los campesinos ricos” y frenó el constante asalto a lo comunal desde 1830, “cuando los propietarios acomodados trataban de forzar la venta de los bienes comunales”, por lo que debe enorgullecernos que, a fines del siglo XIX, Le Play escribiera que en la provincia de Santander los Concejos defendían sus tierras como en “ningún otro lugar de la Europa occidental”.

Hoy, acosados, deben ser defendidos, pues su fuerza histórica, sólida argamasa de la estructura social rural, hace que persista el amor a la tierra común y los vecinos debatan y decidan los asuntos del pueblo, siendo lamentable que, pese a ello, en el día a día y, en especial, con la Ley 27/2013, se tienda, a exterminarlos, finiquitar la toma de decisiones directas por los vecinos, propiciar su control por los partidos, anular el revolucionario hábito de intervenir todos en lo común, impedir a los pueblos frenar la caída hacia el modelo de vida urbanita, perjudicial y ajeno a las viejas formas autóctonas de autogobierno rústico.

La idea político/legislativa es 1) propiciar la pérdida de personalidad jurídica de los pueblos con Concejo, 2) anular la capacidad de decisión y gestión del territorio por las Asambleas vecinales, para 3) adueñarse de él, 4) privatizar la gestión de servicios esenciales como el agua, adras o suertes de leña,..., 5) sustituir la solidaria idea de servicio por la mezquina de negocio y, tras ello, 6) promover macro-chiringuitos privados eólicos, de fracking, vertederos, grandes explotaciones,… contra lo común.

La intrusiva Ley 27/2013 defiende influir en lo rural so pretexto de cuadrar mínimas cuentas con déficit, cuando, al servicio del capital, busca “poner precio a todo”, trocar el comunal valor de uso -con el que los pueblos no ganan, usan- en el arbitrario valor de cambio/precio de la venta o privatización de lo común; nueva desamortización de los bienes “comunales”, -distintos de los “públicos”- y de la capacidad de decidir sobre el trabajo para mantenerlos, una Ley de la que el profesor Valentín Cabero dice que “no podemos tolerar que, bajo el amparo de esta reforma injusta, y en el contexto de una crisis financiera ajena al mundo rural, los grupos oligárquicos y corporativos se apoderen y beneficien de las plusvalías naturales, culturales y agro-alimentarias que por derecho, trabajo e historia pertenecen al mundo rural”.

En “su” crisis, el capital quiere, como hace al privatizar servicios públicos, extraer del abandonado mundo rural la plusvalía de algo que no se rige estrictamente por relaciones de mercado, por lo que hay que defender la autonomía de lo comunal frente al capital que quiere expoliarlo, el Concejo frente al cacique político/económico, la cultura rural frente a la pérdida de identidad, el servicio público de escuelas, urgencias médicas, transporte, comunicaciones, veterinarios,… frente al abandono,...

Caso concreto de gente que lo pelea es la de Arcera-Aroco, Valdeprado del Río, que pese a las graves dificultades que el sistema impone intenta decidir en Concejo lo común, apoyándose en la garantía de los “usos, costumbres y tradiciones locales”, destiladas durante siglos con el "método campesino" por miles de Concejos, Juntas, Pedanías, Parroquias,… españolas con personalidad jurídica, facultades para tramitar y, en especial, capacidad legal para administrar 3,5 millones de hectáreas de -ahora goloso- territorio, un inmenso poder que, lejos de ser financiado y apoyado social y legalmente, de forma torticera intentan arrebatarles capital y políticos.

Es un pueblo enclavado en el montañoso y hermoso Sur de Cantabria que colinda con Castilla y, con un mínimo número de empadronados, gestiona y defiende con la filosofía del Concejo valiosos bienes comunales, 470 Ha. del monte núm. 250 CUP, con pasto comunal, 330 Has de fincas particulares (siega y pasto), asociadas para trabajar unidas a lo comunal, 120 Has. de pinar silvestre de repoblación, 334 Has. de bosques de rebollar, 31 Has. de quejigar, la posibilidad de Cotos Privados de Caza y Setas, 30 puntos de agua para abastecimiento, caminos, fuentes, cierres,…, tiene a su cargo especies naturales amenazadas, cangrejo, nutria, lirón gris, turón, gato montés, pico mediano, aguilucho cenizo, alimoche, azor, aguililla calzada, águila culebrera, halcón abejero, orquídeas,..., espacios protegidos, LIC del Ebro, 4 km. vírgenes de gran valor natural, árboles singulares,... y posee, dentro del País Románico, propuesto Patrimonio de la Humanidad y Paisaje cultural europeo, un importante patrimonio histórico-cultural, Iglesia San Miguel, s. XIII, Santa Cruz, s. XIII-XV, San Bartolomé, s. XII-XV, necrópolis altomedieval y restos de la Iglesia San Pantaleón, s. VIII-XII, estelas visigóticas con el conocido como laberinto de Arcera, escuela-casa Concejo, Casa de los pastores, molino harinero La Fábrica, bien conservado, itinerarios señalizados,... 


Iglesia de San Pantaleón y enterramientos, 
hoy expoliado con ayuda de "expertos


Pese a ello, el pueblo define la situación gaseosa que analiza Innerarity, acosado por actuaciones tan agresivas social y ambientalmente como la afectación de 120 Has. para sondeos previos de fracking, proyecto del Parque eólico Céspedes, cercado, entre otros, por los de P.E. Morosos, Somaloma-Las Quemadas, La Milla-El Horno,... decenas de molinos gigantes de casi 200 m., subestaciones, líneas eléctricas de alta tensión, lacerantes y enormes pistas de rodadura, carreteras,..., iniciativas para quemar biomasa a escala industrial, ilícita actividad industrial de un ganadero, cantera La Fábrica, ahora inactiva, amenaza de embalse hidroeléctrico,...

Siguiendo el método, 1) no aceptaron que su muerte fuera inevitable , 2) estudiaron, uno a uno, sus problemas, 3) se enfrentaron al caciquismo local y ahora al sistémico y 4) revisan todo repetidamente para, si es preciso, variar sus actuaciones; la agresión político/económica contra el Concejo y "su método" los han aconsejado constituir la Plataforma para la defensa del Sur de Cantabria para luchar contra la ilegal política autonómica, lobby del capital que ahora especula con la energía a través del tóxico fondo Capital Energy, la familia de Florentino Pérez y los saudíes. Sería, tal vez, educativo seguir hasta el final los avatares de la llamativa pelea entre la poderosa alianza de -mala- política y cruel capital contra la sencilla lógica del "método rural".

domingo, 30 de diciembre de 2018

32. Los domingos, cavilar Santander: valores, botín y delito Fernando Merodio 30-12-2018


32. Los domingos, cavilar
Santander: valores, botín y delito

Fernando Merodio
30-12-2018

Es cuestión mayor, no solo de estética opinable o influencia cultural detestable, es más, se ha quebrado el Estado de Derecho y humillado a la ciudad dormida.

Planea sobre el mundo un símbolo, el arcano de la Comisión Nacional del Mercado de Valores del que casi solo sé algo tan raro como que la presidió Julio Segura, secretario económico del PCE en la dictadura; conozco también el peso que los valores tenían para Max Weber, parte esencial de la vida, o que Claudio Magris decía que no es preciso “hacer alarde de ellos", basta que sean visibles en el día a día sin mercadeo; no es, pues, lógico ni ético que una Comisión, la rija quien la rija, los acalde sin antes aclarar que no son valores sino de precios..., el botín de unos pocos.

El botín es concepto soberbiamente didáctico, Robert Louis Stevenson, bucaneros, islas, mares, tesoros,..., metáfora que pone en el centro, obsesivo, el dinero, psicoanálisis, coprofagia, desarrollo sexual mal resuelto que hace aferrarse a lo que, coercitivo y mórbido, se cree propio, compulsión que los años mutan en amor desordenado a lo material, muestra de inmadurez, cobardía, inseguridad, botín que, en cuantías diversas intentan atesorar con la forma de esos sucios papelajos que dice regular aquella Comisión ajena a la riqueza lógica, timo sin pudor contra los que dotan a las cosas del saludable sudor de la fuerza de su trabajo, trocándolas en mercancías; hay que atender la advertencia de George Steiner, agitador intelectual, "si no encontramos otro ideal, el dinero acabará con todo".

Al respecto, Enrico Berlinguer, que fue secretario general del envidiado PCI, elaboró la tesis de que es posible “definir una política de austeridad con contenido de clase, que sea transformadora y por tanto revolucionaria, que genere una dinámica tal de cambios que, a medio plazo, resulte inasequible al propio capitalismo”, concepto muy rico al que, en un futuro inmediato, habría que exprimir y sacar el jugo. Lejos de él, a Francisco González, presidente del BBVA, le preocupa la apariencia y exige “que los políticos hagan su trabajo y los empresarios el nuestro, pues si se cruza la raya, aparece la corrupción”, algo que ocurrió aquí en 2010, quebrando el Estado de Derecho. Lo digo y asumo el riesgo.

Frente a un poder acatado como absoluto que, en nuestro mejor territorio, nuestro patrimonio, plantó un túmulo, una pirámide con su apellido para señalar quien manda, ante la peor pesadilla de que desde allí pretendiera, además, difundir "su cultura" un grupo unido en el antifranquismo de las Comisiones Obreras, muchos años en la cárcel más injusta, hastiados de la impunidad financiero/política del abuso de lo público, inocentes, firmaron mi denuncia al Fiscal del TSJC de actos políticos y administrativos, proyectos y obras del llamado Centro Botín, para que, en su línea, político y ofensivo, la archivara tras identificarla, gratuito para alegría de los muecines de El Delirio Montañés, con charla de café; similar fin tuvo, pelín más cortés, la querella presentada ante el Tribunal Supremo por la Plataforma para la Defensa del Sur de Cantabria, obstinada en hacer frente a quienes son capaces de frenar sus escrúpulos ante al mal más objetivo. Pasado tiempo y sólido el ilegal ultraje, esta es la esencial cronología atropellada de lo denunciado:

1) 31 de julio de 2010. El Delirio Montañés en un publirreportaje de seis páginas, sin lugar para la duda, alardeaba imperativo "Botín construirá un centro cultural (...)" y ampliaba "ocupará (...) la zona delimitada por la línea roja", el entonces aparcamiento de ferrys (ver portada), terreno del dominio público marítimo en que la ley prohibía edificar absolutamente nada; se jactaba a bombo y platillo de una burla al Estado de Derecho.

Sin ser informados ni participar los ciudadanos, era usurpación, modificación del dominio público marítimo, rotura de perfil urbano e historia y, aun peor, humillación de la dignidad ciudadana,... La Memoria 2011 de la Fundación Botín presumía en Internet con Revilla, de la Serna Gorostiaga, Sieso,... de lo que construiría en terreno público no edificable, corrupción que, imagino, disfrazarían alegando que no olía bien pero cambiarían las normas y estaría legalizado.

Había un plan, varios procedimientos complejos y un fin único, dotar de apariencia legal a lo del 31 de julio de 2010, abuso de un poder fáctico sobre todos para 1) modificar los usos del dominio público del Muelle Albareda, 2) implantar un edificio ilegal/ilógico y 3) regalar ese espacio y su uso, un oscuro pacto previo entre el dinero y tres Administraciones, prueba de que todos conocían, ya en 2010, el final.

El Roto lo explica en una viñeta, una mesa y dos figuras en la sombra, una que entrega a la otra un papel y ordena: “Páseme a legal este atropello”; así de fácil.

El procedimiento es seguridad jurídica, pluralidad de actos coordinados para que sin cada uno anterior ninguno posterior sea válido y sin cada posterior lo anterior carezca de eficacia; sujeto a los principios de igualdad ante la Ley, imparcialidad, legitimación, transparencia, participación política ciudadana,..., los trámites denunciados fueron parciales, oscuros,..., condicionados en 2010 y falseados para lograr el fin anunciado.

2) 19 de marzo de 2011. A los ocho meses, PSOE, PP y PRC de acuerdo, Estado, Autonomía y Ayuntamiento firmaban el Convenio para modificar, en ese espacio concreto, el Plan de Utilización de Espacios Portuarios del Puerto (PUEP).

3) 21 de marzo de 2011. Dos días después se iniciaba la Modificación (...) de espacios y usos del puerto, acelerado trámite que, al dictado de lo dicho en 2010, sustituye el “Uso Portuario Comercial“ por el ad hoc “Interacción Puerto Ciudad (…)”.

4) Al tiempo, la Autoridad Portuaria iniciaba una Modificación puntual del Plan del Puerto para asegurar el uso urbanístico del Muelle Albareda que definía El Delirio en su anuncio ¿Era legal tramitar el cambio de los usos urbanísticos antes de saber si se modificarían los portuarios? ¿Qué papel jugó con las tres Administraciones Leopoldo Arnaiz Eguren, "conseguidor" en la Ciudad Financiera de Boadilla para el BS y ahora "asesor" peligroso en la revillista Valderredible, amenazada por lo eólico y el fracking? Habría que investigarlo.

5) 12 de abril de 2012. A los tres días de aprobarse el cambio de usos portuarios, se aprobaba el de los urbanísticos, con la edificabilidad anunciada en 2010. 

6) 13 de abril de 2012. Se publicaba lo anterior y el mismo día, se pedía la concesión -ser dueño- del Muelle Albareda, el más importante de Santander, lo que, de nuevo el mismo día, fue positivamente informado por el Puerto.

7) 14 de abril de 2012. Sábado, el BOE daba un mes “para presentar otras solicitudes que tengan el mismo objeto”; imposible.

Oscura trama de varios procedimientos, en realidad uno, y un comportamiento ético ajeno al interés general, que concluye regalando dominio público a quien no lo merece; la concesión debe otorgarse intuitu personae, valorando al solicitante, y aquí, quienes la obtienen -que según los delirantes muecines impartirán "su cultura" en el muy triste futuro ciudadano- ocultaron al fisco desde la guerra (in)civil 2.000 millones de euros y, al resto de los accionistas, su participación en Bankinter, tienen problemas legales con obras de arte y en la Ciudad Financiera,... 

Nos han usurpado un espacio libre fundamental para las relaciones sociales, sin las que no habría ese espacio que, elemento base de la producción, es también producto a partir de cuya definición/reparto se da forma a asuntos esenciales como el trabajo, la propiedad, las relaciones de intercambio,…

Hay indicios de delitos que habría que investigar, prevaricación, cohecho, omisión del deber de perseguirlos, tráfico de influencias, fraudes y exacciones ilegales, desobediencia, negociaciones y actividades prohibidas a los funcionarios, financiación ilegal de partidos, alteración de concursos y subastas públicas,..., tras los que veo poder y corrupción política y sobre los que Manuel Dolz, Fiscal del TS, dice que “la delincuencia de cuello blanco o económica, en la que se engloban los delitos de corrupción política, es delincuencia estructural, de los poderosos” y pienso que, en este caso, frente a los que delinquen y convierten los valores en su botín, los tres poderes han actuado -y actúan- contra el interés general o callan para otorgar.

Elena Poniatowska, en su discurso del Premio Cervantes 2014, advertía que “el poder financiero manda (...) en el mundo. Los que lo resisten montados en Rocinante y seguidos por Sancho Panza son cada vez menos. Me enorgullece caminar al lado de los ilusos, los destartalados, los candorosos”, a los que yo me aferro, insistiendo en que lo que explico es cuestión mayor, no solo de estética opinable o influencia cultural detestable, es mucho más, quiebra del Estado de Derecho y humillación grave de la ciudad dormida que, por dignidad, exige que algo se mueva.

domingo, 23 de diciembre de 2018

31 Los domingos, cavilar Democracia vs participación: Convenio de Aarhus Fernando Merodio 23-12-2018


31 Los domingos, cavilar

Democracia vs participación: Convenio de Aarhus

Fernando Merodio

23-12-2018

Sin rigor erudito, democracia se liga al griego antiguo, a "demos" -pueblo- y "krátos" -poder o gobierno-, "gobierno del pueblo", o a un neologismo de "demiurgi" -artesanos- que, con los "geomori" -campesinos-, se oponían a los "eupátridas" -nobleza- para formar el "demos", "gobierno de artesanos y campesinos", excluyendo mujeres, niños, "ilotas"-esclavos- y a quienes tuvieran suspendidos sus derechos de acción política, acción para la que en Atenas no había límites ni exigencias de posesión ó riqueza; podría, pues, asimilarse al actual, necesario y devaluado Concejo Abierto.

La participación política era mucho mayor que en las actuales democracias,​ todos los ciudadanos podían tomar iniciativas en la Asamblea, proponer un juicio, leyes, sugerencias,... y, sea cual fuera su grado de participación, se convertían al intervenir en parte de Atenas, sin que hubiera ningún poder sobre ellos ni obligación de rendir cuentas, al contrario de cuando, por elección o sorteo, ocupaban cargos pues, como funcionario o magistrado, debía implicarse -no representar profesionalmente-, trabajar un tiempo para el resto, que le podía castigar severamente si no cumplía; no era igual participar en la Asamblea o un jurado que desarrollar la tarea de funcionario.

La política "profesional" era implicación temporal, no perpetua, mientras la "amateur" alcanzaba a todos los ciudadanos toda su vida, al contrario de hoy en que los políticos, asalariados eternos, dicen representarnos y evitan que intervengamos, rehuyendo el crucial artículo 129 de la Constitución que obliga a establecer por Ley "las formas de participación (...) en la actividad de los organismos públicos cuya función afecte directamente a la calidad de la vida y al bienestar general", en todos, precisando, admirable, que se "establecerán los medios que faciliten el acceso de los trabajadores a la propiedad de los medios de producción", pues, según el artículo 128, "toda la riqueza del país (...) está subordinada al interés general", casi comunismo/Marx que debe resultar muy molesto para los que, como al censor Castañeda, solo preocupa lo que ellos consideran su progreso y desarrollo... a cualquier precio. 

Los constituyentes españoles de 1978, para intentar que la participación política no fuera mera palabrería hueca, partieron de la Declaración de Derechos del Hombre y el Ciudadano de 1789 y los Derechos Humanos de 1948, fijando en los artículos 1.2 y 9.2 CE que la soberanía reside en el pueblo español -ese que los catalanes desprecian-, del que emanan todos los poderes y que, además de la inane posibilidad de elegir y delegar en el elegido, los ciudadanos 1) deben intervenir en la formación de la voluntad general y 2) controlar la gestión de la cosa pública.

Al estudiar lo que -dicen- preocupa a todos, medio ambiente y futuro del planeta, vemos -tan olvidadas e incumplidas como la Constitución por la profesión política- dos normas, el Convenio de Aarhus y la Ley 27/2006 española, nacidas del artículo 6 de la Declaración de Derechos del Hombre y el Ciudadano -"todos los ciudadanos tienen el derecho de participar personalmente (…)” en la formación de la voluntad general- que legislan -sin éxito- el derecho político a ser informados y, tras ello, participar en la toma de las decisiones ambientales; fue a causa de la relevancia de tal derecho que el 25 de junio de 1998, hace ya más de veinte años, la Conferencia Medio Ambiente para Europa aprobaba la Convención para el acceso a la información, la participación del público en la toma de decisiones y el acceso a la justicia en asuntos ambientales, el Convenio de Aarhus, que España transponía en la Ley 27/2006.

Es fin expreso del Convenio “contribuir a proteger el derecho de cada persona, de las generaciones presentes y futuras, a vivir en un medio ambiente que permita garantizar su salud y su bienestar (…)” con la también expresa idea de “fortalecer la democracia en Europa” por lo que, frente a cualquier presión mediática, económica, política,… que intente limitar derechos a la posesión, diseño y uso del medio ambiente y calidad de vida, tenemos, no solo derecho, obligación ética y legal de participar.

Siendo piedra angular jurídica y fáctica de toda política ambiental que se quiera demócrata cumplir la exigencia legal de informar para debatir previamente a cualquier toma de decisión, el artículo 2 impide lecturas sesgadas o parciales del Convenio, al aclarar expresamente que afecta al medio ambiente, entre otras muchas cosas, todo lo referido a “las medidas administrativas, (…), las políticas, leyes, planes y programas que tengan o puedan tener efectos sobre los elementos del medio ambiente (…)”. ¡Cuánto molestarían -si se cumplieran- a Revilla, Martín, Castañeda,... las trabas que impuso Aarhus a su peculiar concepto de "progreso y desarrollo"!

Como concepto, frente a la situación que genera, por ejemplo, la apresurada y violenta ansia eólica de Florentino Pérez y el insano fondo saudí Capital Energy/Green Capital Power, la filósofa Marina Garcés anima a suspender el supuesto sentido común que, siempre, quiere imponer una carrera acelerada, parar las ideas alocadas y abrir un tiempo de reflexión, pues “vamos lentos porque vamos lejos” -o, al menos, lo deseamos- y “para ir lejos es imprescindible poder parar, darnos el tiempo y el espacio para aprender, para hablarnos, cuidarnos y pensar, crear y luchar“, y así fijar “el límite en torno al cual decidimos establecer los umbrales de nuestra dignidad colectiva”. 

Félix de Azúa, a su vez, explica que “no debemos engañarnos, todo nos obliga a que vayamos tan deprisa que no sepamos lo que hacemos" y que "tampoco hemos de percatarnos de lo que nos hacen”; no sabemos, y es hora de saberlo, qué hacer con el presente, pues abusan de nuestra desorganización y falta de información, nos han perdido todo respeto, quieren aumentar su poder ilimitadamente, convertir “cualquier elemento material, cualquier existencia humana y cualquier relación social o cultural en un recurso de su explotación”,... y debemos conocer para impedirlo participando.

Coda para el que quiera conocer. Pego abajo "El acceso a la información ambiental en el Convenio de Aarhus. Guía para las autoridades públicas de Cantabria", elegante/caro/no usado folleto que editó en 2006 la Consejería de Medio Ambiente; no es libro de cabecera sino catálogo de incumplimientos de Revilla/Martín y germen de pesadillas del censor/portavoz/altavoz Castañeda; evidencia de cómo saben lo que hacen.

domingo, 16 de diciembre de 2018

30 Los domingos, cavilar Teoría y práctica Fernando Merodio 16-12-2018

30 Los domingos, cavilar
Teoría y práctica

Fernando Merodio
16-12-2018

Evidente, no es lo mismo predicar que dar trigo y al teorizar para otros, si es que a estas cavilaciones puedo dar tal relieve, me sofoco y siento lo que el protagonista de la negrísima novela de James M. Cain, "El cartero siempre llama dos veces", que, al agradecer la ayuda de quien le recogió en autostop, dice: "Bueno, hasta la vista señor. Gracias por el viaje, los tres cigarrillos y por no reírse de mis teorías sobre la vida".

Para referirme a hechos ciertos vividos, graves, frescos, acompaño "El consejero Martín, francotiradores y mesas de negociación", Tribuna incontestable, de primera mano, remitida a todos los medios y archivada en la papelera -o arrumbada en un cajón por vergüenza, ¿qué creíamos?-, sin una sola excepción de los que gritan histéricos ante el plausible control de un juez serio, sujeto a revisión reglada, de su peculiar libertad para enfangarse en lo inicuo de decidir qué es -o no- publicable, haciendo de su -sólo suya- libertad de expresión omnímodo abuso en la promoción, lesión, estrago incluso, de aquello/aquel que a ellos convenga; nos harían un buen favor esos abusones si, además, no nos contaran monsergas.

Al negar la verdad, los medios destruyen cualquier resto de confianza y pese a que, como dijo Hanna Arendt, los hechos acaban imponiéndose, lo es tras mucho tiempo, destrucción y sufrimientos, siendo urgente que nos defendamos frente al poder del Gran Hermano orwelliano que utiliza el peor capital.

Teorizar, relativamente fácil, es opinar sobre democracia, estado de Derecho, cultura, progreso, representación popular, capitalismo abusivo y salvaje, ecologismo, medio ambiente, libertad de expresión, derecho a la información,..., que es lo que quiero hacer cuando cavilo, pero solo es importante si se hace honestamente, no acaldando supuestos saberes a favor de un interés espurio.

Actuar tras teorizar, es lo que, sin dinero ni medios materiales, hacen la Plataforma para la defensa del Sur de Cantabria y otros que, lo mismo que el Hugo dubitativo de Sartre en Las manos sucias, bajan al barro, arriesgan y, ellos sin violencia, pelean por sus ideas, asumiendo el riesgo cierto de errar. 

En la Tribuna que censuran los defensores de la libertad de expresión la Plataforma denuncia hechos, primero del consejero Martín, ahora Industria/PRC y antes Medio Ambiente/PSOE, incapaz responsable -u otra cosa peor- del nulo Concurso eólico y el caos energético actual, que lloraba sin censura, en portada y dos páginas de periódico, estar acosado por "francotiradores sociales", pero también de Diaz Tezanos, la Vicepresidenta/PSOE incapaz de aprobar un PROT que ordene el territorio, nuestro casi único patrimonio que, también sin censura, en portada y dos páginas, dice que ella no es francotiradora y que quien es consejero de su mismo gobierno fracasa por no presentar bien los proyectos ni respetar el marco legal, ¡y no ha dimitido nadie!

Otro frente, la Plataforma, el más tenaz/eficaz francotirador social contra el ilegal y grosero "concurso eólico", de Martín y de Revilla, anulado por TSJC y TS y, ahora, contra los trámites de dañinos cientos de innecesarios molinos gigantes, miles de millones de euros, también denunciaba en el arrugado papel tirado a las papeleras mediáticas que Martín, Diaz Tezanos y otros simulan "mesas de negociación", en las que ahora también se sientan ONGs, fundaciones, asociaciones,... con subvenciones sin regla, centros de investigación o de visitantes, gestiones del territorio para “custodiarlo”... y vivir de ello que, obviando a los afectados, se apropian de su palabra y derechos... y, lo que es peor, tras negociar pactan contra ellos. 

Posterior a ello, ayer, último esperpento, la CEOE presenta "Cantabria 2030", "su hoja de ruta para modernizar la economía autonómica", ellos solos, con su dinero, sin contar con el gobierno -o sea, con nosotros, todos-, en presencia de un innominado "representante del ejecutivo", que, igual que los sumisos Gorostiaga -el Parlamento, el pueblo- y Zuloaga -el nivel del gobierno central-, no salen en las fotografías difundidas por los adalides de la libertad de expresión.

No hablan de impuestos, subvenciones, desgravaciones, ayudas varias,... y otras minucias para tan estratégico plan, -lo harán, a posteriori, tarde, el lunes con el salvapatrias Revilla- y anuncian cuatro palancas, solo palabras: formación dual, atraer y retener talento, modelos innovadores de negocio, red de Ciencia, Tecnología e Innovación, hub (?) multimodal para la industria, frenar la despoblación rural -con parques eólicos-, financiar star-ups, spin offs y scale-ups (?), acelerar procesos de emprendimiento,..., la más moderna repera en prosa, ¿no sería mejor en verso?

La realidad es hoy triste, tanto como en 1965 decía María Zambrano, vivo Franco y ella exiliada en Francia, al prologar “España, sueño y verdad” así: “Años de una experiencia crítica": "(…) Detrás de la imbecilidad no hay nada. Ni siquiera maldad. O interés turbio. Ni siquiera conjura de demonios. No hay nada. Nada. (…) absolutamente nada”, visión cierta, pero parcial, a la que habría que añadir lo que, treinta años antes y quizás más avisado, advirtió Stefan Zweig en “El mundo de ayer. Memorias de un europeo”: "Obedeciendo a una ley irrevocable, la historia niega a los contemporáneos la posibilidad de conocer en sus inicios los grandes movimientos que determinan su época”, aviso para navegantes.

Lo de arriba son hechos, sería bueno valorarlos y, además, hacer algo para que lo difundan los medios, pilar de la libertad de expresión. Dice Slavoj Zizek en una educativa entrevista: "La gente está drogada, dormida, hay que despertarla".


Coda/demostración de ultimísima hora.- Manuel A. Castañeda, acreditado durante años como censor supremo en El Delirio Montañés, nuestro particular y potente Gran Hermano, como Trump, acusa hoy mismo en SU periódico a las garantías ambientales de la ineptitud/corrupción de empresarios y políticos, llegando a proponer, fascista, un vacío legal -la ley, aun la mala, es la última defensa del débil- en la materia para hacer lo que él -y los suyos- quieran. Con más calma, lo analizaré.



Anexo:

Tribuna libre

11-12-2018

El consejero Martín, francotiradores y mesas de negociación

Plataforma para la Defensa del Sur de Cantabria
Fernando Merodio/Jose Miguel Martínez Postigo


El consejero Francisco Martín, ahora Industria/PRC y antes Medio Ambiente/PSOE, se quejaba hace días amargo en portada y dos páginas de un periódico de que nunca pensó que, en el gobierno, iba a sufrir tanto francotirador contra sus proyectos - ignora que él no tiene proyectos, como los lobbystas, solo debe tramitar legalmente y presentar bien los que convengan a todos- en todos los ámbitos, "social, administrativo y político" y añadía que siempre "los problemas han venido de los mismos lugares", lo que indica que o forma parte de un gobierno desleal o, por serlo él, no es apoyado.

Lo aclaraba, ayer mismo, en los medios y con similar extensión, Eva Díaz Tezanos, vicepresidenta del mismo gobierno: fracasa Martín por no presentar bien los proyectos ni respetar el marco de legalidad. 

La Plataforma es, quizás, uno de los más tenaces/eficaces francotiradores "sociales" contra el ilegal fracasado, contra su proyecto estrella(do), el "concurso eólico", anulado por TSJC y TS y, a partir de ello, oponiéndonos a que ni siquiera se inicien los trámites de ninguno de los muchos e innecesarios parques eólicos, miles de millones de euros y cientos de molinos gigantes, subestaciones, líneas de alta tensión, pistas,...., todo ello sin necesidad de utilizar -como en Honduras hicieron las empresas con Berta Cáceres, líder campesina- la carísima arma que precisa un francotirador, sino solamente las muy malas y permisivas leyes que, tras aprobarlas, él incumple.

Aunque con nosotros se niega a hablar, más que trabajar y hacer bien las cosas, a Martín le gustan, como a todo el gobierno, las "mesas de negociación" y titulares mediáticos, mesas de negociación que reúnen a los dirigentes de grandes empresas para repartirse el pastel, o a empresas y partidos, para ver las migajas que tocan a estos, o a partidos políticos para ver qué hacer con aquellas migajas,...

Vemos preocupados que, ahora, también fundaciones, asociaciones, mal llamadas ONGs,... fingen buscar el bien general sentándose en “mesas" con la administración, hasta con empresas, para negociar, con lo que reducen la participación política a supuestas élites que, desde su paternalista atalaya de falsos expertos se apropian de la palabra y los derechos de todos a cambio de sumisas subvenciones, centros de investigación o de visitantes, gestionar territorio, simular su “custodia”... y vivir de ello. Magnífico ejemplo es el elitista y supuesto proceso participativo del PROT "interruptus" que, desde un principio, no se preocupó de serlo de afectados e interesados reales y lo sustituyó por esas otras “mesas de negociación”, cuyos participantes defienden ahora en los medios las bonanzas del fracasado proceso; tranquilizaría que las cuentas, al menos las subvenciones, de las organizaciones sociales fueran publicadas.

Entretanto, la Cantabria de que hablan Revilla y sus paniaguados, está a merced del gran capital, el oscuro fondo especulativo Capital Energy/Green Capital Power, S.L.U., la familia de Florentino Pérez y el "muy democrático" dinero saudí que, con apoyo de pequeños “emprendedores/especuladores” locales, pretenden abrir a los grandes consorcios de la energía el ansiado, largamente soñado, “pelotazo eólico", pesadilla que destrozaría la vida de miles de familias y el territorio de todos.

domingo, 9 de diciembre de 2018

29 Los domingos, cavilar ¿A quién creen engañar esos? Fernando Merodio 09-12-2018

Parte de los Parques eólicos solicitados en Cantabria

29 Los domingos, cavilar
¿A quién creen engañar esos?
Fernando Merodio
09-12-2018

Esos, son el 1% más acaudalado -y más cruel- del planeta, lúgubre entorno, decenas de personas tan ricas como 3.600 millones del resto juntos, con sicarios que amagan con un puño y golpean con el otro, hasta hacernos perder el conocimiento.

Veamos un caso concreto de cómo, aquí mismo, con apoyo político y tratamiento falsario de sus altavoces mediáticos, amagan un golpe imposible; nadie con dos dedos de frente podría creer que el fondo Capital Energy/Green Capital Power -poder del capital verde, ¡vaya desfachatez!-, la familia de Florentino Pérez, uno de los esos, y dinero saudí vaya a implantar, como finge, El Acebo y Ribota, 133 Mw, 56 molinos gigantes para destruir enteros, por todos lados, los valles pasiegos, 16 municipios y 25.000 vecinos, Villacarriedo, Selaya, La Braguía, Vega de Pas, Ontaneda, Alceda, Toranzo,..., mientras sus alcaldes, se enfangan en el más inane/infame partidismo político, plegados a ser falso coro griego, cómplice y llorón, en la farsa de la Unesco Reserva de la Biosfera, Man and Biosphere, lugares geográficos representativos de los diferentes hábitats del planeta a los que, tras ser nombrados, no protege ningún tratado internacional, pamema buenista que, dicen, sería marca de excelencia para esos valles, la nada de siempre y el mismo vacío; para colmo, se enfrentan la Mancomunidad, social, y otra burocracia, económica ésta, el Grupo de Acción Local.

En busca de ayuda acudo a El Roto, veo dos hombres ante lo que pudieran ser pantallas de ordenador o televisión: “La gente está furiosa con la situación”, explica uno. “¡Y eso que no saben cuál es!”, precisa, exacto y cruel, el otro; ni mil palabras podrían explicar mejor cómo nos engañan tras provocar entre nosotros diferencias a partir de dos conceptos que Karl Marx estudió con rigor de orfebre: valor de cambio y valor de uso, haciendo imposible la convivencia de -los restos de- las libertades y derechos del hombre-ciudadano legados por Ilustración y Revolución francesa y la salvaje economía capitalista. Otras viejas ideas marxistas, el trabajo como fuente de todo valor, la desigual compraventa de su fuerza, la cruel injusticia de la plusvalía, la lucha de clases,... también lo explican y debiéramos, quizás, ponernos a actualizarlas.

Es igual situación que la de la exhausta suboficial Ripley, Sigourney Weaver, al final de la película Alien, cuando tras su claustrofóbica lucha con el cruel ser, pese a intuir que la guerra no había terminado, se abandonaba al humano carpe diem de “un deseo infinito de hibernar, cerrar los ojos y que sea lo que sea”. Ahora, un filósofo apoya la misma actitud pues estamos, dice, aún peor que Ripley, pues “al frente de la nave, el Nostromo, ahora están quienes -por inconsciencia o maldad, o ambas, me da lo mismo- hicieron de la germinal larva esa cosa feroz que ahora amenaza todo”.

Mis genes se oponen a lo que sugiere el filósofo, pero no a su diagnosis, más honesta que la del sucedáneo de izquierda, los cómodos “progres” o los populistas que anestesiaron el 15-M, que ven un final al que sobrevivirán con la bella y devaluada fotogenia melancólica que describió Scott Fitzgerald, engaño peligroso, pues lo de hoy aquí es infinitamente más grave que el crac del 29, el capital predador nutrido por nosotros, crece paroxístico generando mutantes, China, Rusia, Arabía,..., inmunes a nuestra mejor defensa, las libertades y derechos que nos querían libres e iguales. 

Exhausta mi vida en la desigual lucha del Derecho injusto, me enfurece tanto la ruina que causa la delictiva avaricia del capital como que lo que hoy aquí se dice izquierda nos quiera engañar simulando que parchea la sangría, por lo que Slavoj Zizek alerta que, “quizás sea necesario suministrar una buena dosis de intolerancia, (...) que alimente la discordia, (...), criticar desde la izquierda la actitud dominante y apostar por la defensa de una renovada politización de la economía”.

La realidad del concreto y arriba esbozado atropello eólico es que los mismos esos que hacen que el CO2 que generan industria y combustibles, lejos de disminuir como se dijo en Kioto, Paris,... y ahora Katowice, haya crecido un 2,7 % en 2018, prevean, ocultos tras la farsa de los valles pasiegos, incontables cientos de Mw y enormes molinos, pistas, líneas de alta tensión, subestaciones,... precedidos por torres anemométricas de medición -no usadas, es cierto, en los valles del Pas- que anuncian los parques La Milla-El Horno, Cildá, Céspedes, El Escuchadero, Somaloma-Las Quemadas, Zalama, Cerro Airo, Alsa, Bustafrades, Olea, Cotío, Morosos, Hornedo, Garma Blanca, La Rasa, Bustatur, Cildá, Henestrosas y un larguísimo etcétera que traería ruina salvo para esos que, al menos en esto, no nos han engañado, pues es evidente que lo que ahora pretenden que venga no es política ni economía sino el primer semblante de lo nuevo, el espanto. Atentos.

P.E.-EL-ACEBO 81,9 Mw, 39 turbinas, 2,1 Mw de 170m.de altura
Parte de los parques eólicos solicitados en el corazón del Pas, 
entre Selaya, Villacarriedo, Vega de Pas, Ontaneda, Alceda...

Cerrando el círculo por el norte pasiego
P.E.RIBOTA-51Mw,-17-turbinas,-3-Mw de 190m de altura

domingo, 2 de diciembre de 2018

28 Los domingos, cavilar Información y poder Fernando Merodio 02-12-2018


28 Los domingos, cavilar

Información y poder

Fernando Merodio

02-12-2018

Si se quiere que esto cambie, la primera fatiga, previa a todo, es inmiscuirse

Explica Marx que "la ignorancia jamás ha ayudado a nadie", alguien dijo que "con frecuencia se sobrevalora el poder de la prensa y a veces se minusvalora su miseria", lo sopeso, tengo en cuenta que el poder controla la información, mis leves derechos y el respeto que me debo para claudicar en el penúltimo intento, candoroso, de usar los medios de comunicación de masas para difundir lo que pienso; abandono su opresivo corsé, ahora Alerta,... pero no dejo de cavilar en domingo y explicarlo.

Intentarlo es, quizás, un hábito anticuado, afán de advertir a otros de los palos que, por bisoñez, se arriesgan, intento de ejercicio pleno del derecho a informar/informarse y sapiencia de que la comunicación libre y veraz sólo precisa conocimiento honrado y posibilidad de difusión.

La buena comunicación sería fácil en los mass-media pero, unos más que otros, todos son falaces y, mientras loan la información como cimiento de lo que llaman democracia, los controla el capital que muta la información en trampantojo, engaño, ficticia versión de la realidad; además, en su engranaje apena que los asalariados que difunden hechos, ideas, opiniones,… no se esfuercen en hacerlo para todos y no sólo para quien les paga, pues es cierto que el periodista es un asalariado que malvende su fuerza de trabajo para sobrevivir, pero también lo es que hay distintos modos, más y menos dignos, de contratar esa venta.

No suelen dar el valor que Rosa Luxemburg, asesinada por decir y hacer lo que pensaba, dio a la libertad: "Libertad sólo para los partidarios del gobierno, sólo para los miembros de un partido, por muy numerosos que sean, no es libertad. Libertad es siempre libertad para los que piensen de otro modo. No por el fanatismo de la 'justicia', sino porque todo lo vivo, sano y purificador de la libertad política depende de esta esencia y su efecto falla cuando se convierte en privilegio”.

La libertad de expresión, unidireccional, no es reversible, es comunicar sin manipular hechos reales que muestren las contradicciones sociales y hacerlo para todos, base de las demás libertades, exige verdad y, además, objetivar en los medios un espacio para el llamado “periodismo ciudadano”, el que narra lo vivido, para el que el Relator especial para la libertad de expresión de la ONU pedía en su Informe al Consejo de Derechos Humanos de junio de 2012 especial protección, pues “desempeña un papel de creciente importancia al documentar y difundir noticias sobre acontecimientos en los que participan” y “aumenta el acceso a fuentes de información, estimula los análisis informados y promociona la expresión de opiniones diversas en momentos de crisis”, como los que ahora vivimos.

Tiempo canalla, un mundo tan colmado de información como desinformado exige libertad de todos en el uso de los medios y dice Manuel Castells, “Comunicación y poder”, que éste, “sea el macropoder del Estado y de los grupos de comunicación o el micropoder de todo tipo de organizaciones, se basa en el control de la comunicación y la información”, por lo que cualquier intento de implantar un contrapoder justo exige romper aquel.

Será una guerra cruenta en la que los poderosos temerán, más que la coacción legal, lo que de ellos sepamos y podamos contar; debemos, pues, explicar quiénes son, difundir lo visto y vivido, hechos, ideas, causas y efectos, juzgarlo todo y contarlo como Chaves Nogales, “más fielmente incluso de lo que uno quisiera”.

Arquetipo de aquí ahora, habría que desmontar el trato de favor de que gozan algunas empresas y nombres, base de su poder y abuso, asentado esencialmente en su posición de dominio -son ejemplos, Miguel Antoñanzas, Viesgo/Repsol, y Rodrigo Echenique, Banco Santander- en el consejo de administración de Vocento, ya saben, El Diario Montañés, omnipresente y dañino.

Además de los mass-media, no hay que olvidar los espacios que afianzan el sistema de dominación: iglesias, escuelas, ateneos, clubs sociales, entornos deportivos, calles, plazas, cines, teatros,..., lugares de encuentro, del tiempo, del contacto humano, de la comunicación directa no mediatizada, que el capital, poder dominante, privatiza y controla, coartando esa forma esencial de la libertad de expresión, a la que sustituye por una comunicación tecnológica dirigida, que genera una información que mantiene la ignorancia.

Aquí ahora, hay que explicar y debatir, sin pausa ya, la humillante ilegalidad del Centro Botín, la, al menos, inepta acción los Gobiernos Revilla: el ilegal "concurso" y la actual barbarie eólica, el agujero negro de Comillas, el derribo de la Diputación y sus planes de futuro, qué pasa con el PROT, nuestro patrimonio cultural, el ferrocarril,.. y, en general, el injusto abuso de la moda feminista, la insolidaria rebelión penal de los independentistas, la dañina y egoísta ineptitud del populismo, se diga de izquierda (¿) o derecha,... y, al tiempo, empezar a hablar y actuar en las soluciones de lo en verdad importante, la desigualdad.

Coda. Si se cae en la tentación de rendirse en la guerra por una información ajena a la dominante y aceptar la humillación de su único, inculto y falso relato, recordemos que luchar para impedir que nos roben derechos es la esencia del hombre-ciudadano.